14 julio, 2020

PORQUÉ TU NEGOCIO DEBE ESTAR EN LAS REDES SOCIALES Y PRINCIPALES ERRORES A EVITAR

Si tienes un negocio tienes que tener algún tipo de presencia en Internet. Esto es así, no hay discusión. Da igual tu tipo de negocio, si alguien que no te conoce quiere encontrarte o encontrar los productos o servicios que ofreces en tu zona lo primero que hará será buscar en Google, y ahí debes aparecer tú.

Hay múltiples maneras de tener presencia en Internet. Pero la más sencilla y rápida a través de las redes sociales.

Es más, es el mayor uso se le da cuando se accede a Internet.

¿Te hace falta algún dato? Bien, anota: El 86% de los internautas utilizan las redes sociales. De ellos, el 24% siguen a alguna marca de manera activa. Noticia

Beneficios de las redes sociales para tu negocio

Solo por este motivo ya deberías tener un perfil de tu negocio en alguna red. Sin embargo, los beneficios van mucho más allá. Veamos algunos:

  • Fortalece el vínculo con los clientes.
  • Crea imagen de marca.
  • Mejora la comunicación con los clientes de manera bidireccional.
  • Mejora el posicionamiento en los buscadores.
  • Da la oportunidad de crear una comunidad alrededor de tu marca.
  • Mejora la fidelización.
  • Ayuda a diferenciarte y destacar sobre la competencia.
  • Puede ser usadas como canal de ventas.

Una vez tenemos clara la importancia de tener perfiles en redes sociales es el momento de ponerse manos a la obra.

¿En qué red social debo estar?

Mi recomendación es que no hace falta es que estés en todas. Cada una tiene sus características y cualidades. Veamos las más importantes y sus beneficios:

  • Facebook. Es la red con más usuarios activos del mundo con la friolera de 2.271 millones, ahí es nada. Otra gran ventaja es que permite múltiples formatos para postear: fotos, videos, ofertas, eventos… A parte, no tiene un límite de palabras a la hora de crear textos. Además, ofrece métricas muy completas tanto de los anuncios de Adwords como de cualquier actualización. Noticia
  • Instagram. Es la red con más crecimiento en los últimos años. Crece una media de un 5% cada trimestre llegando actualmente a casi mil millones de usuarios. Además, Instagram ofrece hasta 58 veces más interacción por seguidor que Facebook y 150 veces más que Twitter, según una encuesta realizada por Forrestser Research, empresa estadounidense de investigación de mercado. Noticia . Su perfil de usuario tiene una media de edad principal es de entre 18 y 34 años. Por lo tanto es una red ideal para negocios que tengan este tipo de clientes y tengan un fuerte componente en la imagen.
  • Twitter. Es la red por excelencia de influencers y celebridades. No llega a las cifras de Facebook ni crece tanto como Instagram: 326 millones de usuarios activos en un mes. Sus ventajas es la inmediatez en las comunicaciones, ya que los perfiles suelen ser públicos, por lo que cualquier potencial cliente puede conocerte sin ser seguidor. Además, destacar que la media de edad de sus usuarios es diferente a Instagram y Facebook, con un importante acceso de personas entre 35 y 49 años. Noticia
  • Linkedin. La red profesional por excelencia. Está más orientadas a perfiles de profesionales que para empresas en sí, pero ofrece una gran oportunidad para trabajar el networking virtual, sobre todo si tenemos un negocio de servicios especializados para otras empresas.
  • YouTube. Tiene más de 1.900 millones de usuarios activos en un mes. Las marcas lo usan básicamente para viralizar contenidos relacionados con sus productos, ya que es el canal por excelencia para este tipo de estrategias de marketing. Quizás la pega es que necesita más dedicación y algún medio material para poder subir contenido de calidad.
  • Whatsapp. La red de mensajería instantánea más usada en Europa y Estado Unidos es considerada por mucho como una red social en sí misma. Whatsapp tiene más de 1.500 millones de usuarios activos en un mes. Aunque las Historias pueden darle un aire de red social, su potencial está como canal de comunicación entre empresas y clientes. Por la experiencia en mi negocio está forma de usarlo es realmente útil. Eso sí, se trata de un medio de comunicación muy personal, por lo que las comunicaciones deben medirse muy bien.

Errores a la hora de crear un perfil en redes sociales.

Una vez que hemos elegido la red o redes donde queremos tener presencia hay que intentar no cometer estos errores:

  • Crear un perfil personal para nuestro negocio. Aunque parezca increíble esto sigue sucediendo, sobre todo en Facebook. Ésta diferencia de manera muy clara las páginas de un usuario de la de un negocio, marca, artista, banda musical… Por lo que limitará mucho tu expansión si no crear el perfil adecuado y puede darte problemas con la propia red social.
  • Crear un perfil de negocio y no actualizarlo. Lo recomendable es postear al menos cada tres o cuatro días. No hay nada peor (excepto quizás usar un perfil personal para tu perfil de empresa) que encontrar con que la última entrada de un negocio es de hace seis meses.
  • No generar contenido propio. Está bien compartir contenidos de otros: noticias, referencias o entradas relacionadas con la actividad de tu negocio, pero no debe ser tu única fuente de actualizaciones. Debes crear contenido propio. Las posibilidades son miles y la mayoría no te llevará  más de cinco minutos: Fotos de tus productos o instalaciones, novedades , ofertas,  eventos, directos, etc..
  • No responder a los mensajes o reseñas de los usuarios. Las redes sociales son una manera, no solo de comunicarte tú como empresa, sino de que los clientes y potenciales clientes lo hagan contigo. Es una carretera de doble sentido, por lo que debes estar atento y mantener la bidireccionalidad de la comunicación.
  • No utilizar Tags. Es decir palabras clave relacionadas con temas que tienen que ver con lo que publicas. Básicamente se hace poniendo una almohadilla delante de la palabra. De esta manera lograremos que cuando un usuario busca entradas con esa palabra podamos aparecer en sus resultados. Son una muy buena estrategia de viralización, pero hay que intentar no abusar de ellos y usarlos a lo loco. Nuestro tagging (es el termino en marketing para definir esta acción) debe ser medido y tener relación con lo que mostramos. Ah, y cuidado con los etiquetados a usuarios o personas de forma indiscriminada, cada vez estás más sancionado por los algoritmos de las redes.
  • Obsesionarse con las métricas. A menos que la base de tu negocio se centre en la generación de contenidos y la conversión de entradas en tu web no debes obsesionarte mucho con el detalle de las estadísticas. El dato fundamental es el número de seguidores, sobre todos los de tu zona si tu negocio es off line, y las reseñas. El resto es útil, pero no fundamental.

Conclusiones

Espero que con esta primera aproximación puedas hacerte una idea de cómo acercarte a las redes sociales de forma más profesional. Ten presente que no es necesario estar en todas, pero sí en aquellas que más se alineen con la actividad de tu negocio. La más versátil es Facebook, por el número de usuarios y la generalidad de sus contenidos, pero no olvides las más especializadas. Y, sobre todo, úsalas, no las dejes muertas. Crea contenidos, crea una buena comunidad de seguidores (no hace falta que sean necesariamente muchos, pero sí que tengan un interés real en lo que les ofreces), mantén una buena comunicación y se proactivo.

Y tú, ¿cómo trabajas las redes sociales de tu negocio? Cuéntame tus experiencias y ayúdame a mejorar en mí día a día con ellas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *